viernes, 1 de octubre de 2010

Si me dices que si, piensalo dos veces;
puede que te convenga decirme que
no.
si me dices que no puede que te equivoques;
yo me dare a la tarea de que me digas que si.